Síguenos en Facebook

ASAYAR

 C/Pablo Coronel, Nº32. 28802 Alcalá de Henares

 Tel.: 91 8811245  /  686 714 255

  

  

DE INTERÉS PARA TI

Asayar - Necesitas Ayuda?Asayar - Necesitas Ayuda?

NECESITAS

AYUDA ?

Información SustanciasInformación Sustancias

INFORMACION DE

SUSTANCIAS

BibliotecaBiblioteca

BIBLIOTECA

EnlacesEnlaces

ENLACES

ColaboradoresColaboradores

COLABORADORES   

TestimoniosTestimonios

TESTIMONIOS

 

    

Compartir en redes sociales

Las Normas

LAS NORMAS Y RECOMENDACIONES TERAPEUTICAS

Por entender que se carecen de las habilidades de afrontamiento necesarias para resistirse a situaciones de riesgo por parte de la persona que inicia los tratamientos de recuperación, se procederá a cumplir bajo supervisión del terapeuta y del familiar si lo hubiera de una serie de normas, pues las mismas tendrán relación con situaciones de riesgo como lugares, situaciones, hechos, personas, etc., que durante mucho tiempo se han utilizado o han impulsado el deseo de consumir alcohol y/o drogas ilegales, así como conductas de juego y que de momento, si se continúa en contacto con todo ello, no evitará este Impulso irrefrenable de consumir o jugar o de posibles Recaídas.

Los primeros Periodos de Abstinencia son críticos para el fortalecimiento del cambio, entendiendo la abstinencia como el medio, quizá el más importante, para obtener el citado cambio.

Las normas de obligado cumplimiento para el usuario que se encuentra en rehabilitación conseguirán varios objetivos necesarios para la extinción de la conducta adictiva del individuo.:

 

1.- Evita situaciones de riesgo y el posible consumo.

2.- Dota de mecanismos de disciplina y automatización de acciones en el individuo.

3.- Aporta humildad al individuo.

4.- Deshabitúa y elimina estímulos directos que recuerdan el consumo del individuo, de tal forma que al terminar su recuperación, la asociación entre dichos estímulos y el propio consumo se extinguen o disminuyen, evitando así que vuelvan a convertirse en disparadores del inicio de un consumo.

 

Las normas nunca deben de entenderse como un "castigo" o como un represión, todo lo contrario son barreras de protección. De hecho cuando su cumplimiento es aceptado, el usuario se siente orgulloso de su capacidad para llevarlas a término y no romper el compromiso de su abstinencia.

SIGUE NUESTRAS NOTICIAS EN